sábado, 12 de octubre de 2013

RUTAS POR LOS ANCARES: SUBIDA AL PICO MIRAVALLES DESDE EL PUERTO DE ANCARES (6-0CT-2013)

Llegamos al puerto de Ancares en una típica mañana anticiclónica de los Ancares: cielos azules en las cumbres y densas nieblas en el fondo de los valles.

La subida al Miravalles desde el puerto de Ancares (1.669 m) es la alternativa más cómoda para subir a este pico. La alternativa más difícil es subir desde el pueblo de Balouta, situado a 1.100 metros de altitud, ya que se salva un desnivel muy superior.

Saliendo del Puerto de Ancares, y subiendo hacia el mirador en dirección NE, tomamos una senda que nos lleva por lo alto del cordal. Después de 30 minutos, dejamos la citada cuerda para avanzar a la derecha de una loma para acceder a la campa. Al fondo del valle divisamos el pueblo de Balouta, que conserva su estructura tradicional y sus típicas pallozas. 
Al llegar a esta campa (1.771 m), se debe cruzar a la izquierda del cordal y comenzar un ligero descenso a media ladera evitando la cresta, así como unos resaltes rocosos en la pared. A la sombra de estos roquedos orientados al Norte se mantienen grandes neveros hasta entrado el verano y también crecen amplias zonas de arandaneras; a la vuelta nos pararemos un buen rato en este punto parare coger un buen puñado de arándanos. 
Atravesamos un canchal producido por la erosión glaciar y continuamos en dirección Este, accediendo a una nueva planicie donde se incorpora, por la izquierda, el camino desbrozado y pendiente que sube desde Balouta. En este tramo tenemos que atravesar alguna zona dificultada por grandes rocas y algún paso aéreo. Estamos ahora a una altura de 1.756 m.
Nuestro itinerario por la alta montaña leonesa continúa por una línea de crestas con camino evidente hasta llegar a un cruce señalizado con flechas. Una de ellas indica que, subiendo a nuestra izquierda en dirección norte, ascendemos en aproximadamente 30 minutos a la cumbre principal de los Ancares en su vertiente leonesa. El último tramo es una corta pero fuerte ascensión en zigzag que lleva unos 20 minutos.
Y así llegamos a la cumbre del Miravalles, a 1.969 metros. En su cima hay un vértice geodésico de primer orden y el clásico buzón cimero donde los montañeros dejan sus tarjetas y notas como testimonio de la consecución de su cima. 
 En la cima nos encontramos con otros cuatro excursionistas y con un perro montañero que también disfruta del deporte de la montaña. Las vistas extraordinarias, como siempre en los Ancares
Parte del post de hoy se ha redactado tomando textos de la guía Rutas para caminar por Galicia, de Ediciones Nobel. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario