jueves, 6 de agosto de 2009

FRAGAS DEL EUME. SENDA DA VENTUREIRA: Desde la antigua central de Ventureira al Monasterio de Caaveiro (4-07-'09)

DIFICULTAD: baja, con algún tramo media. En general, para todas las edades.
LONGITUD: Recorrido lineal. 3,5 km ida.
TIEMPO ESTIMADO: 1h y 5min ida.
El Parque Natural de las Fragas del Eume, en la provincia de La Coruña, cuenta con una superficie de 9.125 ha. Abarca los territorios de los ayuntamientos de Pontedeume, Monfero, As Pontes, A Capela y Cabañas.
Las Fragas del Eume es un recóndito y profundo valle atravesado por el río Eume. Desemboca en el Atlántico en la localidad coruñesa de Puentedeume. En sus riberas se conserva el bosque atlántico más extraordinario de Europa. Entre su vegetación predomina el roble, el castaño, el madroño, el acebo, el laurel, el avellano, el fresno, el aliso y el sauce; junto con una exhuberante variedad de helechos y líquenes que ayudan a crear un ambiente mágico entre la impactante frondosidad del bosque y la permanente luz ténue que envuelve las Fragas.

Nuestra senda parte de la antigua central hidroeléctrica de Ventureira (foto superior). Su estado es de completo abandono, pero impresiona por ser una buena muestra de la llamada "arquología industrial" y por estar enclavada en el fondo de un solitario valle de inigualable belleza y tranquilidad.

Nos encontramos en la parte media-alta de las fragas del Eume. Para iniciar nuestra senda, hemos de cruzar el puente sobre el río Eume que se encuentra delante de la antigua central y situarnos en la margen izquierda del río.
Por extraño que parezca, para iniciar la senda el caminante tendrá que adentrarse en las instalaciones de la nueva central hidroeléctrica que encontrará en el camino asfaltado que se abre a la derecha, nada más cruzar el puente. Para ello, deberá atravesar una puerta metálica que se encuentra siempre abierta, aunque conviene volver a dejarla cerrada. Nos adentramos en la nueva central, un poco intimidados por la maraña de cables y turbinas, la atravesamos hasta el fondo y nos encontramos con un pequeño sendero rodeado de frondosa vegetación. Ése es el sendero que nos llevará hasta el corazón de las Fragas del Eume y hasta el Monasterio de Caaveiro.

El recorrido no tiene excesivos desniveles, ya que transcurre entre los 35 y los 90 metros de altitud. El terreno es habitualmente húmedo y, en ocasiones, resbaladizo. A los 5 minutos de tomar este sendero atravesamos un arrollo por un puente de madera y, tras él, ascendemos unos 200 metros por una pendiente media. Nuestro camino discurre ligeramente elevado sobre el río Eume, que permanece a nuestra derecha, y termina en unas escaleras de madera que nos llevan a una empinada pista de cemento.

Bajamos la pista de cemento y llegamos a la minicentral hidroeléctrica do Parrote: un lugar agradable en el que poder pararse a tomar fuerzas, beber en su fuente o resguardarse en caso de lluvia.
Seguimos el camino atravesando el arrollo del Parrote por un puente de madera y continuamos nuestro sendero paralelos al río Eume (a nuestra derecha). El camino transcurre por una típica senda de pescadores y atravesamos otro arrollo por un pequeño puente.
Un poco más adelante, y sin perder nunca la referencia visual del río, nuestro camino desemboca en una pista ancha de tierra que nos lleva hasta el Puente de Santa Cristina. Dependiendo de la época del año, al llegar aquí nos encontraremos con una gran afluencia de visitantes, ya que estamos en el corazón del parque, y es precisamente en este punto donde termina la carretera que recorre el curso medio-bajo de las Fragas del Eume transportando turistas con una línea gratuita de autobuses.

Cruzamos el Eume por el puente de Santa Cristina y tomamos a la izquierda el empinado camino de pizarra que nos conduce hasta el Monasterio de Caaveiro. Una vez allí podemos conocer la historia de este antiguo cenobio con las visitas guiadas por las ruinas del monasterio. Las visitas tienen horarios variados en los meses de verano y también los fines de semana de cualquier época del año.

Después de visitar el monasterio es imprescindible continuar la senda de pizarra por el lado opuesto al que recorrimos, bajando unos 200 metros hasta uno de los lugares con más encanto de las Fragas: los antiguos molinos y el antiguo puente de piedra. La mezcla de piedra, agua, y una luz tamizada por una frondosísima vegetación hacen de este punto un lugar mágico que nos evoca inevitablemente la Galicia de las leyendas y las meigas.

En este punto ponemos fin a nuestro sendero. Hemos recorrido 3,5 km, empleando 1 hora y 5 minutos.

DISTANCIA DESDE LA CORUÑA: 54km

TIEMPO DE VIAJE ESTIMADO: 50 minutos

COSTE DE VIAJE ESTIMADO: 12 euros (combustible + peajes).

ITINERARIO: Desde La Coruña, tomar la AP-9 en dirección Ferrol. Tomar la salida 21-F, (Puentedeume). Al pasar el peaje de la salida nos encontramos una rotonda en la que deveremos tomar la carretera AC-564 en dirección a As Pontes. A los 7,5 km llegamos al pueblo de As Neves (ayuntamiento de A Capela). En As Neves tomamos una carretera a la derecha, siguiendo un cartel indicador de Endesa, que nos lleva hasta la antigua central de Ventureira, con una pronunciada bajada de 6km.

No hay comentarios:

Publicar un comentario