viernes, 21 de agosto de 2009

CAÑÓN DEL XALLAS. (8-AGO-'09)

DIFICULTAD: media
TIEMPO ESTIMADO: 35 minutos
ÉPOCA RECOMENDADA: verano
NOTA IMPORTANTE: Los días en que la presa se encuentra abierta no se puede realizar este recorrido por inundación del cauce. Imprescindible asegurarse de los horarios de apertura: Concello de Dumbría

El cañón del Xallas, en el municipio de Dumbría (La Coruña) es uno de los mejores lugares de Galicia para la práctica del barranquismo, pero es perfectamente recorrible a pie por un excursionista casi en toda su longitud. Para ello sólo debemos ir armados de prudencia y sentido común.

Para acceder a él, debemos llegar desde Ézaro hasta la presa de Santa Eugenia y, en vez de cruzar el muro de la presa, girar a la derecha descendiendo por una carretera, al final de la cual podremos dejar el coche.

Comenzamos nuestra ruta descendiendo unos 200 metros por un pequeño sendero cubierto de vegetación que nos llevará hasta el inicio del cañón. Aquí nos encontraremos con un pedregal que debemos atravesar hasta situarnos en la margen izquierda del río.

A medida que avanzamos, vamos dejando el pedregal y llegamos al cauce del río, contemplando las primeras pozas graníticas de aguas cristalinas.

Situados en la margen izquierda del río, llegamos hasta el muro de una antigua presa. Debemos recorrerlo en su totalidad caminando por encima, para volver a descender al cauce al final.




Seguimos avanzando, dejando a nuestra derecha una vieja pasarela de cemento colgada en la pared del cañón. No debemos subir en ningún caso, ya que se encuentra en un evidente estado de deterioro. Estamos entrando en el tramo en el que se encuentran las mejores pozas. Aquí podemos hacer un alto y darnos un baño en las limpias aguas color esmeralda del Xallas.

Seguimos adelante y nos encontramos con una sucesión de pozas, cascadas, toboganes y formas caprichosas labradas en la roca por el incesante discurrir del río.






La parte central de estas últimas pozas poséen una considerable profundidad, lo que permite encontrar zonas desde las que poder realizar saltos sin peligro.

Avanzamos un poco más, bajamos una pequeña pendiente de roca y llegamos hasta el final de nuestro recorrido. Se trata de la última poza recorrible por un excursionista sin equipo de barranquismo. Es un bellísimo lugar en el que se puede pasar un rato agradable disfrutando de la tranquilidad y de los incesantes sonidos del agua que envuelven este paraje.


DISTANCIA DESDE LA CORUÑA: 105 km

TIEMPO DE VIAJE ESTIMADO: 1 hora y 45 minutos

COSTE DE VIAJE ESTIMADO: 20€ (combustible + peajes)

ITINERARIO: Desde La Coruña, tomar la autovía de Carballo (AG55). Al finalizar, continuar en dirección Finisterre por la AC552 hasta Cee. Atravesar Cee y tomar la AC550 en dirección a Ézaro. En Ézaro tomar el tomar el desvío a la izquierda (antes de cruzar el puente) y coger una carretera muy empinada en dirección al Mirador. En el mirador, continuar la carretera hasta el embalse.

jueves, 6 de agosto de 2009

FRAGAS DEL EUME. SENDA DA VENTUREIRA: Desde la antigua central de Ventureira al Monasterio de Caaveiro (4-07-'09)

DIFICULTAD: baja, con algún tramo media. En general, para todas las edades.
LONGITUD: Recorrido lineal. 3,5 km ida.
TIEMPO ESTIMADO: 1h y 5min ida.
El Parque Natural de las Fragas del Eume, en la provincia de La Coruña, cuenta con una superficie de 9.125 ha. Abarca los territorios de los ayuntamientos de Pontedeume, Monfero, As Pontes, A Capela y Cabañas.
Las Fragas del Eume es un recóndito y profundo valle atravesado por el río Eume. Desemboca en el Atlántico en la localidad coruñesa de Puentedeume. En sus riberas se conserva el bosque atlántico más extraordinario de Europa. Entre su vegetación predomina el roble, el castaño, el madroño, el acebo, el laurel, el avellano, el fresno, el aliso y el sauce; junto con una exhuberante variedad de helechos y líquenes que ayudan a crear un ambiente mágico entre la impactante frondosidad del bosque y la permanente luz ténue que envuelve las Fragas.

Nuestra senda parte de la antigua central hidroeléctrica de Ventureira (foto superior). Su estado es de completo abandono, pero impresiona por ser una buena muestra de la llamada "arquología industrial" y por estar enclavada en el fondo de un solitario valle de inigualable belleza y tranquilidad.

Nos encontramos en la parte media-alta de las fragas del Eume. Para iniciar nuestra senda, hemos de cruzar el puente sobre el río Eume que se encuentra delante de la antigua central y situarnos en la margen izquierda del río.
Por extraño que parezca, para iniciar la senda el caminante tendrá que adentrarse en las instalaciones de la nueva central hidroeléctrica que encontrará en el camino asfaltado que se abre a la derecha, nada más cruzar el puente. Para ello, deberá atravesar una puerta metálica que se encuentra siempre abierta, aunque conviene volver a dejarla cerrada. Nos adentramos en la nueva central, un poco intimidados por la maraña de cables y turbinas, la atravesamos hasta el fondo y nos encontramos con un pequeño sendero rodeado de frondosa vegetación. Ése es el sendero que nos llevará hasta el corazón de las Fragas del Eume y hasta el Monasterio de Caaveiro.

El recorrido no tiene excesivos desniveles, ya que transcurre entre los 35 y los 90 metros de altitud. El terreno es habitualmente húmedo y, en ocasiones, resbaladizo. A los 5 minutos de tomar este sendero atravesamos un arrollo por un puente de madera y, tras él, ascendemos unos 200 metros por una pendiente media. Nuestro camino discurre ligeramente elevado sobre el río Eume, que permanece a nuestra derecha, y termina en unas escaleras de madera que nos llevan a una empinada pista de cemento.

Bajamos la pista de cemento y llegamos a la minicentral hidroeléctrica do Parrote: un lugar agradable en el que poder pararse a tomar fuerzas, beber en su fuente o resguardarse en caso de lluvia.
Seguimos el camino atravesando el arrollo del Parrote por un puente de madera y continuamos nuestro sendero paralelos al río Eume (a nuestra derecha). El camino transcurre por una típica senda de pescadores y atravesamos otro arrollo por un pequeño puente.
Un poco más adelante, y sin perder nunca la referencia visual del río, nuestro camino desemboca en una pista ancha de tierra que nos lleva hasta el Puente de Santa Cristina. Dependiendo de la época del año, al llegar aquí nos encontraremos con una gran afluencia de visitantes, ya que estamos en el corazón del parque, y es precisamente en este punto donde termina la carretera que recorre el curso medio-bajo de las Fragas del Eume transportando turistas con una línea gratuita de autobuses.

Cruzamos el Eume por el puente de Santa Cristina y tomamos a la izquierda el empinado camino de pizarra que nos conduce hasta el Monasterio de Caaveiro. Una vez allí podemos conocer la historia de este antiguo cenobio con las visitas guiadas por las ruinas del monasterio. Las visitas tienen horarios variados en los meses de verano y también los fines de semana de cualquier época del año.

Después de visitar el monasterio es imprescindible continuar la senda de pizarra por el lado opuesto al que recorrimos, bajando unos 200 metros hasta uno de los lugares con más encanto de las Fragas: los antiguos molinos y el antiguo puente de piedra. La mezcla de piedra, agua, y una luz tamizada por una frondosísima vegetación hacen de este punto un lugar mágico que nos evoca inevitablemente la Galicia de las leyendas y las meigas.

En este punto ponemos fin a nuestro sendero. Hemos recorrido 3,5 km, empleando 1 hora y 5 minutos.

DISTANCIA DESDE LA CORUÑA: 54km

TIEMPO DE VIAJE ESTIMADO: 50 minutos

COSTE DE VIAJE ESTIMADO: 12 euros (combustible + peajes).

ITINERARIO: Desde La Coruña, tomar la AP-9 en dirección Ferrol. Tomar la salida 21-F, (Puentedeume). Al pasar el peaje de la salida nos encontramos una rotonda en la que deveremos tomar la carretera AC-564 en dirección a As Pontes. A los 7,5 km llegamos al pueblo de As Neves (ayuntamiento de A Capela). En As Neves tomamos una carretera a la derecha, siguiendo un cartel indicador de Endesa, que nos lleva hasta la antigua central de Ventureira, con una pronunciada bajada de 6km.

miércoles, 3 de junio de 2009

"LAS MÉDULAS" Senda de las Valiñas. 31-MAYO-'09

DIFICULTAD: para todas las edades
LONGITUD SENDERO:
4,5 km

Las Médulas, situadas junto al pueblo del mismo nombre, se hallan enclavadas en la Comarca del Bierzo, en la provincia de León. Fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1997.

Es un entorno formado por los restos de una antigua explotación minera de oro de la época romana. El enorme trabajo de ingeniería realizado para la extracción del mineral supuso una gran destrucción del medio ambiente, pero dio como resultado un paisaje espectacular de tierras rojizas perfectamente integrado con una vegetación de castaños y robles centenarios.

Para la extracción del oro, los romanos trasvasaron agua de los ríos Duero y Sil, y de los manantiales de los montes circundantes a través de canales que llegaron a alcanzar más de 100 kilómetros. Este agua era almacenada en unos depósitos desde los que se arrojaba sobre las galerías, previamente construidas en la montaña, produciendo un gran arrastre del conglomerado aurífero, que era conducido hasta el denominado canal de lavado, donde el oro quedaba depositado por su peso.

Iniciamos nuestro recorrido desde el parking que hay a la entrada del pueblo de Las Médulas. Nos adentramos en el pueblo por la carretera y, al final, encontraremos a la izquierda la Iglesia de San Simón y San Judas y, a la derecha, el camino hacia el Lago Sumido y hacia la Senda Perimetral. Nuestra intención era recorrer estas dos sendas y, por la tarde, recorrer la llamada Senda de las Valiñas. Pero el fuerte calor del día nos hizo modificar nuestra ruta recorriendo únicamente la Senda de las Valiñas.

La Senda de las Valiñas es la que conduce al corazón de Las Médulas, en un recorrido prácticamente plano y apto para todas las edades. La senda parte desde el Centro de Visitantes, situado al final del pueblo. Continuamos de frente por una pequeña pista asfaltada, a cuyos bordes se asoman bosques de castaños centenarios.

La senda sube en ligera pendiente y llega hasta una pequeña área recreativa, en donde se encuentra la Fuente de la Tía Viviana. Nos encontramos con la fuente seca. Hay que advertir al visitante que no encontrará ninguna otra fuente ni manantial a lo largo del camino. Estamos en una zona tremendamente seca. Conviene ir bien provistos de agua.
Seguimos de frente por la Senda de las Valiñas. El camino empieza a descender y a adentrarse poco a poco en los parajes más impresionantes de Las Médulas. Un poco más adelante nos encontramos una bifurcación, con un camino semi-asfaltado que baja hacia la izquierda. Lo ignoramos y seguimos de frente.


Estamos llegando al núcleo central de Las Médulas. Avanzamos por el camino, que se encuentra bien señalizado y protegido por una valla de madera y llegamos hasta La Cuevona. Este es uno de los lugares que mas impresiona y marca a los visitantes. Es la galería de mayor altura de todas las existentes y es el punto de referencia, junto a La Encantada para todo aquél que se interna por la senda de Las Valiñas.

Accediendo al interior de La Cuevona podemos admirar sus magníficas dimensiones y las gama cromáticas que la luz solar imprime en su interior. El contraste de temperatura entre el interior y el exterior de la cueva también sorprende al visitante en los meses de más calor.


Tras La Cuevona llegamos a la Cueva de la Encantada tras haber subido una pequeña cuesta. Esta es una de las galerías más singulares de la zona dado que a su llegada nos sorprende por una luminosidad extraña que se produce por la entrada de luz desde un gran agujero en la parte superior.

Tras superar un pequeño pero incómodo y polvoriento desnivel, llegamos a un punto en el que se aprecian dos túneles que se bifurcan a izquierda y derecha, además de observar una endidura en la que se aprecian restos de otra gran galería.

Podemos acceder al interior de las galerías que se bifurcan hasta la finalización de éstas desde donde observaremos, en especial desde la de la izquierda un hermoso paisaje.





















Frente a la cueva de La Encantada prosigue un camino a través del que se puede ascender al Pico del Águila. Desde lo alto, se contemplan bellas vistas de las dos cuevas, del paraje de Las Médulas y del pueblo. En el entorno de las cuevas se puede disfrutar de un extraordinario paisaje natural, con hermosos rincones en los que el senderista puede parar a descansar o incluso a comer.

Decidimos regresar al pueblo. Para ello volvemos sobre nuestros pasos para continuar por la senda general de Las Valiñas, tomando la bifurcación que habíamos rechazado.

Después de reponer fuerzas en una de las múliples terrazas del pueblo, cogemos el coche para dirigirnos al Mirador de Orellán: un lugar desde el que se pueden contemplar fabulosas vistas generales del paraje arquológico de Las Médulas.

Para ello, volvemos en dirección a Carucedo y, antes de llegar a este pueblo, giramos a la derecha en el cruce siguiendo las señales indicativas. La carretera asciende en fuerte pendiente. Atravesamos el pueblo de Orellán y llegamos al mirador.

Al lado del mirador, el turista puede recorrer el interior de una de las galerías excavadas en el monte por los romanos para la explotación del mineral. Para recorrerla, deberá usar un casco y una linterna que le proveerán en la base del mirador por un módico precio.

Desde el Mirador de Orellán se contemplan, no sólo Las Médulas, sino también los Montes Aquilianos y media provincia de León: toda la comarca del Bierzo, desde Ponferrada hasta los grandes picos nevados que hacen frontera con Asturias.

TIEMPO DE VIAJE ESTIMADO: 2h 10min, desde La Coruña
COSTE DE VIAJE ESTIMADO: 33€ ida y vuelta (combustible y peajes)
DISTANCIA CORUÑA: 205km

ITINERARIO:

Desde La Coruña por la AP-9 para tomar la A-6 en dirección Lugo. Al pasar Villafranca del Bierzo, tomar la salida 405 en dirección: N-120 - Toral de los Vados - O Barco de Valedoras – Orense.

Es fácil despistarse al salir de la autovía por la deficiente señalización de una rotonda en la que deberemos tomar la N-VI. Seguimos 3km por la N-VI hasta pasar el pueblo de Perandones, donde tomaremos la N-120 en dirección a Toral de los Vados.

Seguimos 10km por la N-120, pasamos el puente sobre el río Sil y llegamos al lugar de La Barosa. Una gasolinera de Repsol nos sirve de referencia: justo al pasar la gasolinera girar a la izquierda para coger una pequeña carretera que una La Barosa con Carucedo. Esta carretera tiene tramos muy empinados y alguna curva cerrada, conviene tener precaución.

Seguimos por esta carretera durante 2,5km. Pasamos el pueblo de Lago de Carucedo, dejándolo a nuestra izquierda, y llegamos a la carretera general CL-536. Girar a la izquierda y tomar esta carretera, que nos llevará a Carucedo, a 1,5km.

Al llegar a Carucedo hay que girar a la derecha para coger la carretera que nos llevará hasta el pueblo de Las Médulas, a 3,5km. Basta con seguir la señalización.

El acceso en coche al pueblo de Las Médulas está permitido sólo para residentes. A la entrada del pueblo encontraremos un aparcamiento al lado del Aula Arquelógica.

OBSERVACIONES:

La señalización vial en esta zona del Bierzo es deficiente. Durante el trayecto desde la A-6, existen algunas señales que indican la dirección hacia Las Médulas, pero no en todos los desvíos, por lo que es muy fácil perderse. En Carucedo, nos encontraremos con un entramado de calles en el que el conductor también puede perderse, es necesario estar pendiente de la señalización.

Para el viaje de ida existen algunas señales indicativas de Las Mádulas, pero para el camino de vuelta no existen señales que indiquen dirección a la A-6 o a Villafranca del Bierzo. Conviene estar atentos para hacer exactamente el mismo camino de la ida.


Puede ampliarse información y descargarse buenos planos de Las Médulas en la web: http://www.lagosumido.com/

lunes, 27 de abril de 2009

"COTO DE VERDES", RIO ANLLÓNS (26-ABR-'09)

DIFICULTAD: todos los públicos. Coto de pesca, zona recreativa y camino de ribera.
LONGITUD SENDEROS: 3km aprox (camino de ribera, margen izquierda).

Al estar a sólo media hora de La Coruña, el Coto de Verdes ofrece la posibilidad de realizar una rápida excursión campestre para quienes viven en el entorno de esta ciudad.

Situado en el Concello de Coristanco, Verdes es un coto de pesca bañado por el río Anllóns, en un enclave de extraordinaria belleza en el que el bosque atlántico de ribera alcanza todo su esplendor, tapizando las orillas con abundancia de olmos, laureles, robles y abedules.

En Verdes, el cauce del río Anllóns ha sido desviado por la mano del hombre para aprovechar la fuerza del
agua en los numerosos molinos que salpican la zona, algunos en estado de abandono y, la mayoría, perfectamente restaurados y visitables por los excursionistas. El valor etnográfico de Verdes es tan destacable como su belleza natural y paisajística.

Los numerosos cauces en los que se subdivide el río son salvados a través de pequeños puentes de piedra o de madera que enlazan las orillas, las islas fluviales y los
senderos que bordean el cauce principal.

Junto a la pesca, Verdes es un lugar idóneo para la realización de pic-nics y excursiones familiares: dispone de un gran número de mesas y barbacoas al aire libre. También se pueden utilizar para comer las mesas y las chimeneas rústicas (ya provistas de parrillas) situadas en el interior de los molinos, trasladándose por un momento al ambiente rural gallego de hace un siglo.

Pero Verdes es algo más que un área recreativa. Los caminos de ribera existentes en la margen izquierda del río (aguas arriba y aguas abajo del coto) ofrecen la posibilidad de realizar pequeños trayectos de senderismo. Durante unos 3km el camino es fácilmente practicable y permite contemplar la fauna, la vegetación y el rápido fluir del río Anllóns antes de su desembocadura en el Atlántico, en la localidad coruñesa de Ponteceso.



TIEMPO DE VIAJE ESTIMADO: 30minutos

COSTE DE VIAJE ESTIMADO: 11€ ida y vuelta (combustible y peajes)

DISTANCIA CORUÑA: 46KM

ITINERARIO: Salir de La Coruña por la Avd. de Arteijo. Tomar la AG-55 (Autovía de Carballo) hasta la salida 35. Al salir de la Autovía, seguir de frente por la carretera general en dirección Coristanco. Justo antes de llegar a la glorieta del Carrefour, tomar a la derecha la carretera AC-1910 (señalizada con un pequeño panel que indica Coto de Verdes). Seguir 7km por esta carretera y, al llegar al lugar de A Erbelleira, girar a la izquierda por una estrecha carretera que nos llevará hasta el Coto de Verdes, a 500m.

OBSERVACIONES: Verdes no tiene cobertura de telefonía móvil. Existe una cafetería-restaurante en la carretera que da acceso al Coto.

sábado, 28 de marzo de 2009

RUTAS DE LOS ANCARES: DEL REFUGIO "CLUB ANCARES" AL PICO "TRES OBISPOS" (22-MAR-'09)

DIFICULTAD: Fácil hasta la Campa Tres Obispos, media hasta la cumbre del Tres Obispos
TIEMPO IDA: 2h y 20min
LONGITUD RECORRIDO IDA: 7,5Km
Nuestro itinerario comienza saliendo del albergue del Club Ancares, a unos 1360 m. de altura. En el cruce de la carretera con la pista hacia el Tres Obispos, se encuentra un cruceiro y un bloque de piedra con un gráfico esquemático de las cumbres. Aquí comenzamos a andar por una pista asfaltada y traspasamos una valla de control de acceso de vehículos. Un kilómetro más tarde, llegamos a una bifurcación del camino (Alt. 1400m); a la derecha se encuentra una pista de tierra que baja hacia Cabana Vella que ignoramos y seguimos de frente nuestra ruta.


A unos 300 m. de la bifurcación, el asfalto da paso a una pista de tierra. Continuando unos 15 minutos alcanzamos una fuente a la izquierda del camino. En este punto hay un camino a la izquierda que no se debe tomar, continuando por la pista principal que va de frente y hacia la derecha. La pista llega hasta la Campa de Ortigoso: una pradera situada a 1.460 metros de altitud en donde crecen bellos ejemplares de acebos.
Atravesamos la Campa de Ortigoso siguiendo por la pista a media ladera del Pico Bois, atravesando un espectacular bosque de robles y abedules. A partir de la Campa nos encontramos con el camino completamente nevado, lo que nos obliga a ralentizar la marcha.


Tras rodear el Pico Bois alcanzamos la Campa de los Tres Obispos, a 1581 metros de altitud y a 1 hora y 45 minutos de salir del Albergue, donde según la tradición se reunían los Obispos de la Tres Sedes episcopales limítrofes de Lugo, Astorga y Oviedo. La Campa es una pradera-mirador desde la que se divisa no sólo el Tres Obispos, sino muchos otros picos emblemáticos de la Sierra de los Ancares. Aquí la pista deja de ser transitable para vehículos para convertirse en senda. Hasta este momento nuestra ruta ha sido fácil y agradable. Para proseguir la ruta debemos salvar pronunciados desniveles cresteando por el cordal de la Sierra, superando dos lomas antes de acometer la ascensión final al Tres Obispos.

Siguiendo la línea de cresta se asciende hasta la Campa das Ovellas (Alt. 1705m). Desde este punto accedemos a la cumbre del Tres Obispos (1792 m) subiendo por un estrecho y empinado sendero que nos lleva finalmente hasta la cumbre, tras 2horas y 20 minutos de ascensión a ritmo suave.

El buen tiempo nos acompaña, por lo que aprovechamos para comer en la cumbre, disfrutando del espectacular paisaje que se divisa desde el Tres Obispos: las formidables siluetas de los picos Mustallar (1924m) o Pena Rubia (1821m) y, oteando el horizonte, otros perfiles destacados de la geografía española como son el Peña Ubiña, los Picos de Europa o las Médulas de León.


----------------------------------------------------
TIEMPO ESTIMADO DE VIAJE: 2h y 10min desde La Coruña
COSTE ESTIMADO DEL VIAJE: 30€ (ida y vuelta, incluyendo peaje y carburante)

ITINERARIO: Desde La Coruña, Lugo, Ponferrada o Madrid por la A-6 y desviarse en Becerreá para coger la carretera LU-722 hasta Liber, donde tenemos dos opciones, bien seguir hacia San Román de Cervantes o tomar carretera local a Doiras, ambas confluyen hacia Degrada, donde se encuentra situado el Albergue Club Ancares. Recomendamos escoger la primera opción (a Degrada por San Román). Se trata de una carretera sinuosa pero sin especiales complicaciones.

domingo, 15 de marzo de 2009

RUTAS DO CAUREL: DE "A SEARA" A LA LAGUNA DE LUCENZA. 24-FEB-'09

DIFICULTAD: Media
TIEMPO IDA:
1hora y 45 min.
LONGITUD IDA:
3 KM
Seara, en el municipio lucense de Quiroga, es uno de los pueblos más representativos de la sierra de O Caurel. Asentado en el fondo de un valle surcado por el río Selmo, con el pico Formigueiros como telón de fondo, es un pueblo de una belleza impactante.
A Seara conserva la arquitectura popular de la montaña gallega: estrechas calles jalonadas por casas construidas con lajas de piedra, techumbres de pizarra y balconadas de madera. La distribución interior de las viviendas sigue estando acorde con el modo de vida ancestral de los gallegos de la montaña, reservando la planta baja para el ganado y accediendo a las plantas superiores a través de una escalera exterior.

A Seara cuenta con un refugio de montaña y con un Mesón-Albergue en el que se sirven platos de caza, cocidos y comidas tradicionales de la zona.

Entre la aldea de A Seara y la laguna glaciar de Lucenza se extiende una de las rutas de senderismo más destacadas de la sierra de O Caurel. La ruta comienza junto al cartel señalizador situado en la carretera que circunvala el pueblo. En ese punto tiene su inicio un camino carretero tapizado de pizarra y flanqueado por "valados" de piedra.

Conviene advertir que esta primera parte del camino suele encontrarse un tanto enfangado en las épocas más lluviosas del año, aunque sus márgenes de piedra permiten salvar el barro y avanzar con cierta facilidad. En nuestra travesía, realizada el 24 de febrero de 2009, nos encontramos con abundantes neveros en las zonas más sombrías del camino, aspecto que debe ser tenido en cuenta por el excursionista en los meses de invierno para adecuar el calzado y la ropa de abrigo.

Tras caminar 200 metros encontramos a la izquierda del camino la Cascada de O Fócaro, de 30 metros de altura y un caudal abundante durante todo el año. Al pasar la cascada y retomar la marcha, nos encontraremos con un portón que bloquea nuestro paso; esta puerta puede ser abierta por los excursionistas pero debe dejarse siempre cerrada para evitar que se escape el ganado que, en ocasiones, puebla los pastos.

El camino sigue adentrándose en el valle, avanzando con suave pendiente por entre prados y pastizales. Seguimos por el sendero y, a 1,3km del inicio de la ruta, nos encontramos con el arroyo de Porto Mourelos. E
ste arroyo se cruza por un puente de madera. En las fechas de la excursión nos encontramos con el puente derruido y tuvimos que vadearlo a pie. En la actualidad ya se ha reconstruido el puente.

Una vez pasado el arroyo de Porto Mourelos, el sendero continúa entre dos largos muros de piedra. Desde este punto, y prácticamente hasta el fin del recorrido, la subida es muy fuerte. El camino ofrece espectaculares vistas de uno de los mayores saltos de agua de la Sierra do Caurel: la Cascada de Navaregas, de 70 metros de altura. Durante los meses de verano, la cascada padece fuertes estiajes, por lo que es en invierno y en primavera cuando mejor mejor se puede contemplar su belleza.

La ascensión es ardua, por lo que es recomendable detenerse periódicamente para tomar un respiro. Durante todo el camino, observamos una frondosa vegetación compuesta fundamentalmente por castaños, robles, arces, abedules, serbales y retamas. A medida que ascendemos comenzamos a divisar los recónditos circos glaciares que componen la Sierra do Caurel.

Continuamos la ascensión por el camino nevado hasta llegar a la cima de una loma, en sonde el sendero comienza a llanear ligeramente. Para continuar hasta la Laguna de Lucenza debemos descender unos pocos metros hasta una vaguada por uno de los dos pequeños senderos, en fuerte descenso, que se abren a la izquierda del camino. Aunque la señalización indica escoger el primero, nosotros recomendamos descender por el segundo de los caminos. (tan sólo unos 50 metros más adelante), ya que la dificultad es menor.

Una vez en el fondo de la vaguada, debemos cruzar de un salto el arroyo de O Lago. Conviene tener en cuenta que, aunque el camino se encuentre en buenas condiciones, esta vaguada en la que nos encontramos puede llegar a acumular grandes espesores de nieve en los meses de invierno debido a su ubicación y orientación.

Tras cruzar el arroyo, seguimos nuestro camino ascendiendo por una pendiente corta (unos 30 metros) pero muy pronunciada. Al llegar a la cima del camino contemplamos, por fin, la hondonada en donde se encuentra la Laguna de Lucenza.
En otra ascensión realizada en el mes de septiembre, nos encontramos con una laguna totalmente seca, hasta el punto de que pudimos sentamos a comer en el centro del vaso. Ahora, nos hemos encontrado con el indescriptible paisaje de la laguna practicamente helada en su totalidad.
Seguimos por nuestro sendero hasta que, a mano izquierda, nos encontramos un pequeño camino descendente que nos lleva hasta el borde de la laguna. Hemos llegado al final de nuestro recorrido ascendiendo desde una altitud de 1.000 metros (A Seara) hasta la cota de los 1.400 metros de altitud de la laguna. La distancia que hemos recorrido es de 3 kilómetros, y el tiempo invertido ha sido de 2 horas.

Lucenza es un lugar mítico de la Sierra do Caurel. La laguna tiene 70 metros de diámetro, es de origen glaciar y su antigüedad se remonta al Pleistoceno superior, hace más de 16.000 años. La belleza y la soledad de este paraje asombran tanto al visitante como el silencio sobrecogedor que reina en este lugar, sólo roto en ocasiones por el chillido de las aves rapaces que surcan los cielos del Caurel.


--------------------------------------------------------------------------------
TIEMPO DE VIAJE ESTIMADO: 2h 35min (desde La Coruña).
COSTE MEDIO ESTIMADO: 35€ (ida y vuelta, incluyendo carburante y peaje)
ITINERARIO:

  1. Desde La Coruña: tomar la A6 hasta la salida 488 (Salida: Sarria, Monforte)
  2. Tomar la Vía Rápida CG 2.2 hasta Sarria
  3. Al finalizar la vía rápida, tomar la LU-546 hasta Bóveda
  4. En Bóveda proseguir por la LU-652 durante unos 20 minutos hasta el enlace con la N-120.
  5. Al llegar al enlace, coger la N-120 en dirección a Ponferrada (El enlace está muy mal indicado; el conductor se lo encuentra de golpe y el cartel indicador es equívoco: no menciona Quiroga, hay que coger la N-120 en dirección Ponferrada).
  6. Abandonar la N-120 al llegar a Quiroga, entrando en el pueblo por la primera entrada.
  7. Recorrer la avenida principal de Quiroga hasta encontrar, al final de la misma, el indicador hacia A Seara, que nos obliga a girar a la izquierda para adentrarnos en O Courel por la LU-623.
  8. A unos 5 minutos de tomar la LU-623 hay que estar pendiente de un pequeño indicador que señala “A Seara”, ya que la LU-623 efectúa un fuerte giro a la derecha con una pronunciada pendiente. Seguimos por la LU-623 hasta llegar a A Seara tras pasar por hermosos pueblos como Bustelo, Cruz de Outeiro o Soldón.

OBSERVACIONES: Se trata de una hermosa pero peligrosa carretera de alta montaña: estrecha, con varias curvas pronunciadas y con fuertes desniveles desprovistos de quitamiedos en algunos tramos, por lo que conviene mantener la atención en todo momento. En los meses de invierno conviene extremar la precaución por la existencia de placas de hielo en las zonas más sombrías de la carretera. Existen varios miradores habilitados para detener el coche y contemplar los valles.